Ese viejo bar Cordano…

No es que quiera hacerme el especialista –ni mucho menos– pero hay muchos bares tradicionales en Lima. Algunos más que otros… Uno de ellos es el bar Queirolo –al que Oswaldo Reynoso le dedicó muchas páginas–, desde siempre en la esquina del jirón Camaná y el jirón Quilca. Y con éste hay otro que no escapa a los que en algún momento visitamos y probamos sus “traguitos”: el centenario Cordano en la calle de Pescadería, al lado del Palacio de Gobierno.

cordano.jpgNo sólo se trata de un bar donde los entendidos recomiendan siempre pedirse un buen chilcano sino que es casi obligatorio exigir algunas de sus especialidades, entre ellas, el tacu tacu y una buena butifarra. Es un bar donde muchos escritores y poetas firmaron las mejores líneas de la literatura peruana. El maestro Martín Adán era uno de sus obligados visitantes. Mi amigo Tramontana me contó que ahí mismo –a donde llegaba desde Larco Herrera (un conocido y triste psiquiátrico limeño que fue su hogar al declararse él mismo loco)– entregaba sus textos a su editor, muchas veces escritos en servilletas. Las crónicas aseguran que el poeta pedía una buena cerveza negra y que fue ahí mismo donde conoció en mayo de 1960 a Allen Ginsberg que recostaba y adormecía sus delirios (mucha ayahuasca) en el cercano Hotel Comercio, lugar del sangriento crimen del año 1930.

Alguna vez leí que era ese mismo el bar donde ocurría “Conversación en la Catedral” –para mí lo mejor de Varguitas–. Pero no, yo creo que no, y sigo creyendo que realmente existió un bar “La Catedral”, ahí donde Ambrosio Pardo se encontró con el padre de Santiago Zavala. De hecho, un compañero mío de estudios me juró que su padre lo frecuentó allá por los años 50 en el Rimac, cerca de la perrera municipal, hogar durante algunas horas del buen Batuque.

Ahora que regresé a Lima pude echarle un vistazo nostálgico al Cordano desde fuera con mi buen amigo Tramontana. Está casi igual, y el tiempo no parece haber pasado por sus cansadas sillas, renqueantes mesas y polvorientas estanterías. Ahora, sentado frente a una computadora poco atractiva, me arrepiento de no haberme tomado unos minutos y haberle propuesto a mi buen acompañante de entrar: “¿Qué dices, Oscare, un rápido chilcanito?”

Anuncios

14 comentarios en “Ese viejo bar Cordano…

  1. Para los que nos gusta vivir la vida, hay ambientes y lugares que son infaltables. Es el caso de los bares, espacios donde fluyen sentimientos más que razonamientos, sensaciones y no logaritmos.
    Qué mejor que un buen bar, acompañado de buena comida. Para la próxima, demórate 5 minutos y pídete un chilcanito. Cuando estés por Santiago, te llavaré a algunos “imperdibles” y ahí no habrá excusa.

    • buenas tardes, estoy haciendo una investigación de mercado para el Bar Cordano, quiera saber si es posible hacerles entrevistas a profundidad, escríbanme dejándome sus datos, yo me comunicaré con ustedes, es muy importante conocer la opinión. (hoy 21/julio / 2010)

  2. Hermano:

    Esta misma tarde aprovecharé una visita que debo hacer al Centro Histórico de Lima, visitaré El Cordano y pediré dos chilcanos, antes de sentarme a escribir algo en una servilleta, porque esa vieja costumbre creo que también se la debo al maestro Martín Adán.

    ¡A tu salud, Martín!

  3. te olvidas de uno de los bares mas bacanes de Lima, bueno, en Barranco: el bar Pizeli!! con el famoso banho que solo te cubria del pecho para abajo.. Y el MUNICH? con sus enormes mesas de madera donde todo el mundo se arreconchumaba para tomar la cerveza de la casa? ..umm y que me dices del legendario SUPERBA (que era Superbar hasta que se le cayo la “R”?)
    un gran abrazo desde NY, y si vienes vamos a tomarnos unas chelas en el resinoso McSorleys el bar mas antiguo de NY, donde nunca se le ha pasado un trapo al piso desde 1854, solo se limpia cada manana con harta aserrin..

  4. La primera vez que fui al Cordano estaba en la universidad. Había leido mucho sobre el centenario bar, pero el Centro de Lima no era un sitio muy frecuentado por “miraflorinos” como yo.

    De hecho, parte de la recuperación de espacios históricos de la ciudad, a la que hemos hecho alusión varias veces en este blog, ha supuesto que se “vuelva a poner de moda” el Centro.

    Algunos le pueden llamar “pose”, pero creo que es sano para cualquier sociedad entender que somos consecuencia de un pasado rico en tradiciones y cultura, de las que indudablemente el Cordano forma parte.

    Ahora que vivimos una “americanización” del desarrollo urbanístico de Lima (ciudad atomizada y barrios conectados por grandes avenidas, tréboles e intercambios viales), pienso que es importante que, en la búsqueda permanente de nuestra(s) identidad(es), incluyamos en nuestro bagaje a los espacios donde se ha construido la sociedad que somos ahora.

    Europa, principalmente, es el referente en este tipo de concepción de las ciudades, donde los cascos antiguos se están convirtiendo en centros de innovación, comercio, creatividad y diseño (y Barcelona, donde vivo yo, es un gran ejemplo de eso).

    En Barranco, dentro de nuestras posibilidades, claro, está pasando algo así, en el (si mal no recuerdo) el Paseo Saenz Peña, con sus talleres y tiendas de diseño.

    Yorch: ¡ALGO SE MUEVE, ¿NO LO VES?! (je, je)
    Vamos al Cordano a tomar un chilcanito y te lo explico mejor…

  5. Al bombero, al buen Ulises , a mi hermano Pedro y al gran Oscare… les prometo que uno de estos días nos damos un salto al Cordano. Me alegra que hayan revelado sus “puntos”… Me atreae particularmente el McSorleys, asi que ojo Ulises… que ahi vamos. Eso sí, tampoco me perderé alguno “hueco” de Santiago de Chile…
    Saludos amigos… y salud…

  6. En efecto, El Cordano no es el Bar de La Catedral que cita Vargas Llosa en su novela. La Catedral era un viejo bar que funcionó hasta mediados de los 80 en la Av. Alfonso Ugarte, como dirigiéndose de la Plaza Castilla hacia el Puente del Ejercito. A una cuadra del río Rimac., casi frente al Coliseo Cerrado.
    Al frente quedaba la Perrera Municipal en los años 5o que se sitúa la novela. Estaba en una esquina, un solo ambiente tipo pampón donde habían una docena de mesas de madera.
    Creo que fue en 1985, que el grupo poético Kloaka hizo un recital de poesía, tratando de reinvindicar el espacio. Ese recital tuvo buena prensa y hasta un reportaje en Caretas que hizo fotos del lugar. No paso por ahí hace como año y medio, pero la última vez que lo vi era un sitio cerrado y su entrada está tapiada.
    Felicitaciones por el blog.

  7. Pingback: Más referencias sobre Lima… « Un analista de cuarta…

  8. Me agrada que aprecies una de los recovecos con mayor tinta en nuestra historia literaria ,por lo que supe ginsberg era homosexual y se canso de insistir un encuentro del tercer tipo. Tambien escuche, de una fuente confiable pero ebria, de que ginsberg escribio un articulo sobre adan que titula ” un serafin en Lima”. Espero haber aportado algo al tema. Si sabes algo del recorrido de gonzales prada por europa te lo agradeceria.

    Oscar.

  9. El Queirolo está, yo creo que todavía, en la esquina de Huancavelica y Cailloma. Hace añales que no voy a Lima. La Catedral estaba en la Av Alfonso Ugarte una cuadra pequeñita entre la 10 de Huancavelica y La Carrión. Muchos recuerdos me traen esos lugares. Yo vivía en el Jiron Oroya la Plaza Unión o Castilla. En el Cordano que estaba frente a la estación del Ferrocarril preparaban un sancochado que para que les cuento. El Cebiche de la Buena Muerte en Barrios Altos, las raspadillas de la Plaza del Porvenir en La Victoria luego de los partidos del mundialito. ¡Que tiempos y que lugares!

  10. He leido con atencion todos los comentarios y me han echo recordar mi infancia y juventu en Lima, recuerdo que mi padre me llebava a la misa en la iglesia de Santo Domingo y luego pasabamos a desayunar en el Cordano, recuerdo La Catedral, el club Felipe Pinglo, el club Huancavelica y los chifas que estaban en Jr. Huancavelica yo vivia en Jr. Cañete 269 de esto hace 35 años me encuentro radicado en Caracas-Venezuela. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s