Honores al HSFC… también “de cuarta”

Esta vez no voy a aburrirles con artículos y cosas por el estilo. Esta vez quiero rendir un gallardo homenaje a la Bundesliga de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Lima. Pero sobre todo quiero hacerlo con el Homero Simpson Fútbol Club. Parece mentira pero ya han pasado más de 10 años desde la desaparición de tan valeroso equipo. Recuerdo una única victoria memorable (¡Habla Trelles!) La verdad (ahora lo podemos confesar aunque todo el mundo lo sabe) es que estábamos generalmente borrachos o al menos movidos. Cuando no lo estábamos, seguro que perdíamos. Aunque al final daba un poco igual.

La historia del HSFC comienza con los entrañables Chancas de Huamancaca, acostumbrados a jugar con “chancabuques” (botas estilo Dr. Martens), hasta que al árbitro (más conocido como Memín) se le ocurrió que la idea no era muy buena. De hecho el chato Juan sufrió una de sus expulsiones por hacer mal uso de una de sus botas con demasiada vehemencia. Al final el “chato” terminó siendo casi el cabecilla de los peligrosos y temidos Homerigans. Después vinieron más equipos como Buenas Pepas. Los otros no los recuerdo. Hasta que apareció el HSFC.

Al principio no había camiseta pero nos decidimos por la del Deportivo de La Coruña para no herir susceptibilidades ya que algunos eran del Barça y otro del Real Madrid (No sé quién diablos eran del Muni.. jeje). Las camisetas y la indumentaria fueron cortesía del Sr. Llerena… padre de nuestro defensa central Julio. Con Carvalho en el arco la defensa es colosal, Llerena, el “Muerto” González, el “Chato” Casella, Arteaga (que fue reemplazado por su hermano cuando pasó la hepatitis), Patrón, Truchado, Higueras, “patadita” Radovic (y no por sus goles), Garván (el único que se lo tomaba en serio) completan la selección… Bueno me olvido de gente seguro pero básicamente el asunto era este.

Tuvimos partidos malísimos, otros mejores (repito, que con algunas chelitas encima). Felizmente en aquella época no había antidoping. Aunque tuvimos esa mencionada victoria histórica porque era una de las únicas (esta vez contra “La Patrulla goleadora” capitaneada por Carlos Trelles “El falso”), nuestro mejor partido fue ante Coca Juniors, equipo que había ganado los últimos 4 ó 5 campeonatos. Jugamos como nunca pero perdimos como siempre. Es verdad que los otros, con Kike Flor a la cabeza, eran amigos, así que no pasa nada. Yo, osea Higueras, era bastante chispita y casi casi me perdía cada dos partidos por expulsiones. ¡Culpa del árbitro! Eso cuando no me reventaba el pie por patear un basurero para celebrar un gol. ¿Si o no “muerto”? Había otros que eran tranquilos pero que a veces lanzaban golpes secos… no daré nombres. Alguno solía apenas merodear por el campo, aún casi inconciente por la turbulenta noche anterior. Lo importante era el momento de la concentración, una hora antes del partido. Con cervezas y cigarrillos (legales) claro. Se jugaba el partido… y de ahí, rumbo al Limón a comernos un cevichito a bordo del trío de Nissan Sentra blancos (Arteaga-Truchado-Higueras) aunque a veces llevaba el heroico “Naranjito”. Y por la noche, la post concentración.

No puedo terminar sin mencionar que las únicas que sacaron el pecho por el HMSF (no lo tomaron al pie de la letra, lamentablemente) fue su categoría de féminas. Ellas (ellas sí) ganaron el campeonato de mujeres y fueron el orgullo del equipo. Quién sabe dónde estará la copa. Yo creo que alguna la vendió o algunos del equipo masculino la empeño a cambio de cervezas.

La verdad es que fueron años sensacionales. Jugamos, ganamos (ok, poco) perdimos, nos reímos, nos matamos de risa, nos emborrachamos, y muchas cosas más inconfesables. Pero lo pasamos siempre muy bien. Gracias por eso a todos, y ahora les pido que nos cuenten a todos las cosas que me olvido, que seguro serán muchas. No sean tímidos y aporten ajooooo….

Les dejo algunas fotos MUY malas que pude rescatar de uno de los videos de la promoción. (este es el otro video) Pero al menos se ve algo. (Cliqueen “ver todas las fotos” para leer los pies de foto)

Anuncios

15 comentarios en “Honores al HSFC… también “de cuarta”

  1. Joder tronco, pero si parecen las fuerzas básicas del Barcelona, si tan solo Laporta los hubiera conocido, quizá no estaríamos al borde del colapso 😉 Muy buenas fotos hermano, hace algunos kilos que no te veía

  2. Cuánto tiempo ha pasado desde aquellos gloriosos sábados de risas, deporte y sano esparcimiento.

    Martino, te lo he dicho antes y lo repito: reconozco que entre las cosas que me animan durante los bajones de la vida “adulta” está el recordar las epocas universitarias.

    No porque haya sido una etapa medio irresponsable (solo hay que “estudiar” un poco y basta para cumplir) o de experimentar lo que es el “vivir” sino más bien por el saber que hice amigos, de esos que son para siempre y con los que comparto idas, venidas y paradas en gratísimos momentos y, lo que lo hace aún más alucinante, casi siempre en sitios o desde sitios diferentes.

    Tremendos partidos (más emocionantes que escuchar un clásico por Ovación, más vivos que el programa de Tito Navarro… dí que no Martín). Además, eran otras epocas, de jugadores que mojaban la camiseta… pero de birras!!!.

    Se menciona a alguno como Martín “El Ralito” Higueras, tremendo punta izquierdo (aunque la verdad es que siempre estaba cerca al árbitro para quejarse por algún gol errado o falta mal cobrada), Juan “El Chato” Casella, cumplidor ¿defensa? (y sus mágicas botas de 7 leguas, al más puro estilo del Gato con Botas: chiquitín, peludo y guerrero), Pedro “Truchitas” Truchado (no recuerdo bien si, como yo, siempre jugó fuera de la cancha, sentado, pues el calor era muy fuerte y se estaba mejor con algo frío en las manos), Pedro “Qué me miras” Patrón, el hombre de la media cancha (y de fuera de ellas, no voy a dar más detalles) o Guillermo “Papelito” Carvallo, arquerazo, quien, para ser honestos, se merecía un equipo un pelín más responsable porque se dejaba las manos – nunca mejor dicho – en cada partido.

    Y lo que viene… la nueva generación con Joaquín, Laia, Gabriel y… los que vengan!!!!

  3. Muchas gracias al tesista (aka, el piojo Gómez -no López-) al que veo sin dificultades en uno de esos partidos. Formaría un buen centro del campo. Al Muerto… genio! seguro que en 16 años, vemos a los enanos (y ya no tanto) jugando y haciendo buen equipo… a los otros… ya pues, reaccionen ajo, erda, are… ¡Echa Homero!

  4. Qué tiempos tan lejanos y bonitos en los que podíamos correr detrás de una pelota, porque siendo sinceros no podemos decir que nosotros jugáramos al fútbol, sin la necesidad de volver a la cancha a recoger nuestros asfixiados pulmones. ¡Vivan todos esos títulos… perdón, todas esas risas, que nos regalamos los Homeros!

  5. Oye Higueras, si yo hubiera sido miembro de la comision de justicia, te suspendia por 5 temporadas por faltoso… jamas vi a alguien tratar como zapatilla a los arbitros (hahaha)… Te olvidaste de mencionar a Pedro “JAWBREAKER” Patron y a Guillermo “DEDO ROTO” Carvallo (no hubo temporada en la no que no se rompiese el dedo anular)… Ese trio Arteaga-Higueras-Truchado se asemeja al trio Maradona-Martinez-Maldonado del Muni… totalmente improductivo!!!!… Que tiempos!

  6. Jajajaja es verdad pero recuerdo que al Arteaga ese también le decían Balán o algo por el estilo… Asi es, qué tiempos pero cómo nos reimos… a ver dónde están las fotos… falta gente por opinar eh… la gente se pone tímida, y no porque se chupa todo… echa Muni…

  7. La copa de las Homeras se quedó en mi casa, grato refugio de muchas juergas… Aquí después de varios años, de fungir de colgador, se fue cayendo a pedazos y casi me la empotran en la cabeza para quitarlo del pasillo… Tengo muchas fotos de entonces, prometo escanearlas y compartirlas…
    Ojo, creo que el pelo largo de Truchado en esas épocas, te confundió un poquito… la de la foto con el brazo en alto soy yo… O Trucha estaba femenina o eso de jugar futbol me hacia ver masculina… QUE CHU… NOS DIVERTIAMOS MUCHO!!! Pronto prepararé la crónica de las femeninas y campeonas Homeras.
    Los quiero HOMEROS!

  8. Tengo que decir en este punto que me olvido de otro nombre del equipo: Christian Hinojosa. Aunque llegó en los últimos tiempos fue una tremendo apoyo en el centro del campo para el equipo. La verdad es que igual perdimos asi que…

  9. Qué paja, mi querido David Beckham de Azángaro, recordar esos sábados de pelotazos y cerveza. La verdad es que extraño mucho el fulbito, y aquí en Miami no hay ni una sola canchita. Claro, no es que el balompié se haya perdido de nada en mis más de ocho años de para, pero un Homero que se respete no juega, sólo patea. Un Homero gana por descuido, y pierde por convicción. No cree en árbitros, no mira el reloj, no sabe contar goles en contra, no mide rivales, no respeta canillas ni riñones ni páncreas, se caga en Quiroguita y lleva en el pecho una tarjeta roja.
    Hoy no tengo más remedio que jugar basquetbol, y al primero que me haga un queco, jua mierda, lo abollo, lo quiño, o me tiro al piso y lo acuso de faulero, inmoral y terrorista, carajo. Seré malo, pero nadie tiene por qué enterarse.
    El otro día (hace como cinco años, y esta historia es cierta) me metí a jugar con unos argentinos, italianos y colochos que estaban pichagueando en un parque. Me metí henchido de entusiasmo y salí más cochino que calzoncillo de minero. Me hicieron unas 27 huachas, jugaron con mi espalda como con un PlayStation, me pusieron (qué chucha) al arco y acabé como un colador. Caballero, fui y les dije, sorry muchachos. Por mi culpa, por mi culpa y por mi reputa culpa hemos perdido. Pero los patas chéveres dijeron que no hay problema, de dónde eres? preguntaron. Y como un gol de último minuto, agónico, chorreado pero gol al fin, respondí: Ecuatoriano. Buena vaina, carajo. Que se jodan los monos y por esta cancha no vuelvo más.
    ¡Viva el Perú! ¡Y larga vida a los Homeros por la reputamadre! La derrota es el camino a la virtud.

  10. Qué cosa?

    Que a Julito Llerena le faltaron el respeto en “mayami”. Y encima le hicieron varias “güachitas”????

    A ver para cuando nos movilizamos a ese sitio (Santana, Denisse, Lore… avancen las gestiones para el campeonato) con la delantera mortifera: Pedro Patrón, Milo Radovic y… bueno Martino, juegas.

    De los billetes aéreos no se preocupen, paga el Chato Juan!!!!

    Gracias por los recuerdos y por las sonrisas que, en compañía de amigos que ahora les conocen (y me conocen con nueva cara: la de ¿deportista?), nos han arrancado en esta tarde de sábado.

    Y como dicen aquí, ojala la Sele de Costa Rica tuviera los bríos, entrega y toque fino de los Homeros!!!!

  11. Solo una pequeña aclaracion. Ese unico partido que ganaron los Homeros, si mal no recuerdo, fue con la ayuda de Milovan “La matadora de Oro” Radovich, quien al buen estilo de la seleccion de voley de los 80 saco la pelota del arco con un mate espectacular de su mano derecha; asi ademas el gol del empate fue hecho gracias al grandioso autogol de Oscar “Mecedes Sosa” Basulto.
    Y si, reconozco que el nombre completo del equipo, lamentablemente, era La Patrulla Goleadora. Eso sucede cuando se le encarga algo “creativo” a Alberto Wagner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s