Contacto con la literatura peruana

Acabo de darme cuenta que hace ya más de un mes que no renuevo este humilde blog. Lo siento de verdad aunque no creo que muchos lo echaran de menos. Aunque no tengo mucho que decir tampoco, quería contarles que hace unos días estuve charlando con un buen amigo peruano sobre los primeros libros que recordamos haber leído y poco a poco el tema fue derivando a nuestro encuentro con la literatura peruana.Los primeros recuerdos de mi relación con la literatura son más bien confusos. Tal vez el Principito que hasta ahora suelo revisar y leer de vez en cuando. Creo que uno nunca deja de descubrir nuevas cosas de sus libros favoritos.

conversacion.jpgEn cuanto a la literatura peruana, tengo que confesar –con algo de sonrojo– que recién la descubrí realmente en la universidad y además, por obligación. “Nunca es tarde”, ¿no? De hecho creo que el primer libro que realmente me llamó poderosamente la atención fue “El pez en el agua” de Vargas Llosa que un profesor (el genial Nuggent, para ser exactos y que algunos de ustedes conocerán) nos mandó leer para luego analizar en clase. Aunque no es una novela, fue la clave para que comenzara a leer casi todos los libros de Varguitas. Tengo que destacar mi favorita sin ningún género de dudas: “Conversación en la Catedral”. “Desde la puerta de La Crónica Santiago mira la avenida Tacna, sin amor: automóviles, edificios desiguales y descoloridos, esqueletos de avisos luminosos flotando en la neblina, el mediodía gris. ¿En qué momento se había jodido el Perú?

ribeyro.jpgDe ahí en adelante me fueron interesando otros autores peruanos. Hoy en día, pese a estar lejos de mi país, intento no desvincularme de las últimas novedades. Obviamente, después de Vargas Llosa vinieron muchos autores peruanos más. Si tuviera que elegir un favorito, creo que no dudaría en mencionar a Ribeyro y seguro que muchos están de acuerdo conmigo. Aunque sus novelas no están mal, sus cuentos son auténticas maravillas. Es más, acabo de acordarme que el mencionado profesor también nos mandó leer “Los Gallinazos Sin Plumas”. De lo mejor. “A las seis de la mañana la ciudad se levanta de puntillas y comienza a dar sus primeros pasos“.

Alguna que otra vez tuve problemas por decir delante de unos amigos que no había podido ni terminar “Un mundo para Julius” de Bryce Echenique. No lo entendían y yo repetía que no lo aguantaba. Tampoco me siento en la obligación de que me guste. He disfrutado mucho con otras cosas de Bryce (ciertamente no sus artículos)…

De lo que existe actualmente, tengo que decir que “Abril rojo” de Santiago Roncagliolo y “La hora azul” de Alonso Cueto es de lo que más me ha gustado. Muchos estarán en desacuerdo pero la verdad es que no he tenido la oportunidad de leer otros, aunque en agosto recibiré unos cuantos más.

Hay algunas páginas en Internet que intentan establecer una clasificación de las mejores novelas peruanas de la historia, como ésta. Un poco pretencioso la verdad pero seguro que estas diez son por lo menos de las mejores, aunque confieso que no las he leído todas. Sería muy interesante que los que puedan leer este post comenten sobre algunas de sus novelas peruanas favoritas.

Anuncios

14 comentarios en “Contacto con la literatura peruana

  1. Lo maravilloso de la literatura es que es otra aproximación, otra lectura, normalmente más agradable y a veces mucho más aguda que los tratados sociológicos o políticos de la realidad. Y de esto en el Perú, un país complejo, hay excelentes ejemplos.

    Precisamente “Un Mundo para Julius” a mí me impresionó mucho, estando en el colegio, por la sensibilidad, el humor y el desgarro barroco casi surrealista… una descripción de un país, precisamente, a veces muy difícil de aguantar, aunque finalmente encantador y divertido (para mí).

  2. Si, gracias, porque me ha refrescado la memoria la persistencia de los escritores peruanos de aparecer con cuentos, novelas y poesias, pese a las dificultades editoriales que aun existen yque, oh contraste! no las tiene ni el futbol. Hay cientos de escritores nuestros, que llevaria una vida leer, pero tu listado se comletaria con los tradicionalistas y autoctonos que pusieron la primera voz de alarma acerca de la pauperrima existencia de muchos de los nuestros. Se me ocurren Ciro Alegria y Arguedas, agregando a Escorza quien tambien psuo en blanco y negro injusticias sociales que persistian desde el Virreinato.
    Cada autor tiene su obra prima, se dice, y si creo que con Julius nuestro Bryce hizo “su obra”. Creo que “100 años de soledad” lo es tambien para Garcia Marquez. Una excepcion, a mi criterio, es nuestro laureado universal, don Mario, que tiene tres o cuatro destacando, eso si, “Conversaciones en la catedral”, un monumento a la historia del Peru en los cruentos años de los 50.

  3. Y agrego otra de Mario que es magistral pues la escribio en medio del ambiente historico creado por “Os Canudos”, ese mitologico movimiento de rebeldia social, es “Historia del Fin del Mundo”, la que la lei en menos de tres dias pues era imposible dejar el hilo de la historia. Pero que grandes escribas tenemos y lo bello es que todos los que escriben, junto con los musicos, son gente que proporcionan paz y tranquilidad al lector, por duro que sea lo que leen, mientras los tatachines, entorchados y fotografias van a aquellos que hacen la guerra. ¿Ironico, verdad?. Por ello, algun dia sere escritor…….de serpentinas!

  4. De Santiago Roncagliolo prefiero otras anteriores. Pudor por ejemplo. Y sus cuentos infantiles como “Rugor el dragón enamorado” son geniales.

    De Alonso Cueto también prefiero lo anterior. “Demonios del mediodía” es muy buena.

    Pero claro, a mí no me gustan los libros que hablan de terrorismo.

    De Vargas Llosa me gusta casi todo. Así como tú no terminaste “Un mundo para Julius” yo nunca pude con “Conversación en la Catedral”. Son buenísimas “Travesuras de la niña mala” , “El Paraíso en la otra esquina” y “La fiesta del chivo”.

    Otro autor muy gratificante, aunque algunos lo menosprecien, es Gustavo Rodríguez. Muy divertido.

  5. Si bien una de las mejores cosas que me llevé de la etapa del colegio fué el haber leído, por obligación académica lo admito, veinte libros durante la secundaria. Algo bastante rescatable, si lo comparamos con el volumen de lectura promedio que tiene un adolescente de 16 años en nuestro país.
    Y ahora que me pongo a pensar en aquella porción que perteneció a autores peruanos, me percato que los únicos que puedo recordar de aquellos tiempos son Ciro Alegría (Los perros hambrientos) y José María Arguedas (Yawar Fiesta y Todas las Sangres). Literatura que respeto por su importancia, como bien lo ha señalado Carl líneas arriba, pero que me era muy difícil de digerir debido al dualismo lingüistico utilizado en la narración, el cual pareciera se esforzaba por fundir el castellano y el quechua en un sólo mensaje, en una sola voz.
    Me llama la atención entonces ese aparente sesgo en la selección de obras peruanas por parte de mis formadores jesuitas. Sobre todo porque si trato de recordar algún otro autor peruano que me hicieron leer en aquella época, solo puedo recordar a Bryce con su “Un Mundo para Julius”, la cual al igual que mi querido cuñado Martín, tampoco terminé de leer (tuve que recurrir a mi buen amigo José Moscoso para que me contara la parte final y así poder dar el control final de lectura. Lo más gracioso es que recuerdo que saqué mejor nota que él, jajajaja). Pero a pesar de no haberla terminado admito que sí me causó cierta curiosidad por como describía ese mundo tan ensimismado llamado aristocracia limeña.
    Luego en la universidad admito que no leí mucho (bueno, soy ingeniero, aunque no es excusa), al menos en lo que respecta a autores paisanos. Sin embargo el poco contacto que tuve con ellos se realizó fuera de los perímetros de la prosa, para embriagarme brevemente con los desgarradores versos de César Vallejo, en esa monumental apología al dolor humano llamada “Los Heraldos Negros”, justo cuando atravesaba por aquella crisis existencial que uno suele experimentar cuando atraviesa los 19 años.
    No quiero dejar de mencionar a Neruda, aunque no pertenezca a nuestro “espacio muestral”, pero me es imposible hablar de poesía sin nombrarlo, al menos por como se entrelaza en mis paradigmas la percepción del dolor esgrimida por Vallejo y la pasión amorosa desbordante de mi querido Pablo…”Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia. Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso!! (esa va para mi amor platónico de aquellos años, no correspondido, obviamente. Disculpen lo huachafo).
    PD: Algo que sí nunca me gustó de Bryce era la extrema excentricidad para escojer los títulos de sus cuentos. Lo más “gracioso” es que no puedo recordar la primera parte del que se me viene a la mente. Solo recuerdo que terminaba en “…y la tiqui tiqui tin”. A quién hostia se le ocurre poner un título así!!! Bueno, cuestión de gustos. Hay que ser tolerante.

  6. Joder! Que gustazo leer todos estos comentarios, los cuales me han transportado amablemente a aquellos libros que también leí y mal leí hace muchos años … Bueno no tantos … No me atrevo a sugerir mas comentarios pues el tiempo trascurrido no me dá licencia ninguna, pero si me gustaría compartir una vivencia que nunca olvidaré … En aquella juerga con Bryce Echenique (cantando por fandangos y alegrías), Guillermo Niño de Guzman, y algunos otros, pero bueno … lo que me dejó huellas imborrables en el corazón es cuando Rodolfo Hinostroza contó, a manera de catarsis, como se despidió, a lo lejos y a gritos, sin traspasar la puerta de la habitación, de un moribundo Julio Ramón Ribeyro … que no quería que le vieran …

  7. Buenísimo el testimonio de mi cuñado Oscar. Hay muchas versiones sobre los últimos días del genio Ribeyro. De hecho, hace un par de semanas , El Dominical de El Comercio (donde trabaja mi buen amigo Diegao do Fastao) publicó un especial sobre el escritor. Se lo recomiendo (tarda un poco en cargar, cosas del nuevo diseño del decano):
    http://www.elcomercio.com.pe/EdicionImpresa/Html/2007-06-10/ImEcDominical0736841.html
    A la derecha pueden ver los otros textos y artículos. Disfrutenlos que vale la pena de verdad..
    Un saludo…

  8. Hola. da gusto que alguien se intereze por la literatura peruana. soy peruano pero vivo en España, aunque como Vargas Llosa me siento CIUDADANO DEL MUNDO.Amo el Perú. te invito a leer mi blog se llama “mis sueños y realidades o buscalo por el google con mi nombre: saludos.Oscar Negri.

  9. Hola mi nombre es Guillermo y tengo 14 años ,bueno quisiera comentarles que mi obra preferida es “cajas de cartón ¨ y se las recomiendo por que trata de un niño imigrante q pasa por muchas adversidades junto a su familia ; esta muy bien narrada es de las mejores q he leido chau …esta muy buena la pag

  10. Leo mucho, es decir, mas que un pasatiempos, lo tomo como parte de mi rutina, he leído a muchos autores latinos, y el simple hecho que lo sean me pone muy feliz ( OSEA, ESCRITORES LATINOS), soy escritora, poetiza, novelista y cuentista, trabajo en uno de los diarios mas importantes de MI país en una columna llamada PERIODISMO JOVEN…. Tengo 15 años y soy de ASUNCION PARAGUAY, un país muy similar al país natal de RONCAGLIOLO, siempre dije, al pan pan, y al vino vino, PUDE notar, que existen muchas personas, que aprovechan estos blogs para descargarse, es decir, proporcionan criticas que no son muy constructivas, y pueden herir a aquel que les son dirigidas,

    Personalmente, me gusta mucho la forma y el genero que santiago utiliza al escribir, y si otra persona opina lo contrario y se considera decente, es bueno que opine, y critique, al menos si tiene un mínimo conocimiento de lo que va a refutar.

    Bueno, creo que es suficiente, si alguien dice que SANTIAGO escribe mal, que lo demuestre escribiendo una mejor novela y superando el premio alfaguara, pero si lo va a decir porque no tiene otra cosa que hacer, seria muy bueno que se quedara callado, ya que lo único que haría, seria en síntesis, ridiculizarse…..

    Si alguien sabe, o tiene la manera, forma y modo de contactarme con este escritor tan peculiar, háganme el favor, y si SOS santiago, por favor, nesecito charlar con tigo, soy una fans aparte escritora que desea con todo su corazón, conocer a la fuente de su inspiración…..

    GRACIAS A AQUELLOS QUE AOYAN LO QUE DIGO, Y A LOS QUE NO TAMBIEN, PERO ME GUSTARIA QUE SE REFUTEN ANTES DE DECIR ALGO….

    Desde Asunción paraguay: ANDREA MARIA FERNANDA ARANDA DIAZ.

    Gracias y abrazos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s